NOTAS DE INTERÉS 

Se estima que 1 persona cada 1500 tiene Lupus
Publicado en PHARMA REPUBLIC – 12.05.2014

Hacer cosas que nos hagan feliz es la clave
Publicado en PHARMA REPUBLIC – 15.05.2014


1º MOVIMIENTO DE DEFENSA DE PACIENTES EN RELACIÓN CON LAS CÉLULAS MADRES EN ARGENTINA
11 de Mayo de 2014
La Asociación Lupus Argentina -ALUA se incorporó a la RedApta, orientada a brindar información veraz a pacientes y a la comunidad acerca de los avances en materia de salud. Es el 1º movimiento de defensa de los pacientes en relación con las células madre en Argentina. (ver nota)

Publicado en REVISTA PRESCRIBE de Febrero - Marzo 2013 : 
VIVIR CON LUPUS

Publicado en REVISTA PRESCRIBE de Febrero - Marzo 2013 : 10º
CONGRESO MUNDIAL DE LUPUS 2013

Publicado en REVISTA PRESCRIBE de Febrero - Marzo 2013 : 
HACIA UN MEJOR MANEJO DE LA ENFERMEDAD

Publicado en REVISTA LA NACION DEL 19.05.2013 : 
MARIPOSA DEL MAL
 

Lupus y Pompe, dos enfermedades raras
Son crónicas y al no ser detectadas y tratadas a tiempo pueden arribar a la muerte; las nuevas drogas monoclonales brindan una luz de esperanza

Por Víctor Ingrassia | LA NACION


El lupus, de no ser tratado puede arribar a la muerte. Foto: Universidad de Yale
Se lo conoce como Lupus Sistémico (también denominado LES o 'Lupus') a una enfermedad crónica en la cual un sistema inmunológico anormal genera anticuerpos contra los propios tejidos y órganos (auto anticuerpos) con capacidad de dañarlos y alterar su función.

Según los especialistas se trata de una enfermedad con un alto impacto en la calidad de vida de quienes la padecen ya que afecta a gente joven y es muy prevalente en mujeres.
La doctora Alejandra Babini, jefa del Servicio de Reumatología en el Hospital Italiano de Córdoba explica a LA NACION que "el Lupus es una enfermedad complicada. Puede ser cíclico, lo que significa que pueden haber períodos en que los síntomas no son muy notorios, o períodos de tiempo en que se agudizan y son más severos, conocidos como 'exacerbaciones'. En algunas instancias, el lupus puede entrar en remisión, en que los síntomas pueden mejorar durante meses o incluso años. Sin embargo, la remisión completa es poco común".


Aunque no se le conocen todas las causas, se sabe que es una enfermedad autoinmune, ya que los propios glóbulos blancos dejan de reconocer los anticuerpos y terminan afectando distintos órganos importantes del organismo. "De no ser tratada es mortal", precisa Babini. Se han identificado factores que pueden desencadenar la enfermedad: pubertad o embarazo y la exposición al sol entre otros.

Si bien no existen datos oficiales, en Argentina se estima que unas 28.000 personas (1 en 1500) padecen varias formas de lupus, entre ellas el Lupus Eritematoso Sistémico (LES) el más común y más serio de todos los tipos, que afecta aproximadamente al 70% de los pacientes. Se suele diagnosticar entre los 15 y 45 años y el 90% de las personas afectadas son mujeres. Aunque también puede afectar a hombres y niños.
"Actualmente no existe una cura para Lupus, sin embargo, existe una variedad de diferentes medicamentos que pueden ayudar a aliviar muchos de los síntomas", afirma la especialista que puntualiza que los pacientes reciben medicamentos inmunosupresores para controlar la actividad de la enfermedad, el sistema inmunológico y minimizar las complicaciones. "Sin embargo, la toxicidad de los tratamientos y los efectos adversos son altos.

Nos referimos a drogas antiinflamatorias no esteroides, corticoides e immunosupresores", agrega.
La meta actual del tratamiento es controlar la actividad de la enfermedad y minimizar las complicaciones, mientras se equilibra el daño de los efectos secundarios y la toxicidad del tratamiento.
"Actualmente, existe una nueva alternativa terapéutica para el tratamiento de Lupus Eritematoso Sistémico (LES) lo que representa la primer terapia específicamente aprobada y desarrollada para pacientes con LES en más de 50 años. La droga Belimumab es un anticuerpo monoclonal, totalmente humano con un mecanismo de acción dirigido que bloquea una de las causas subyacentes de esta enfermedad", precisa Babini.

En relación a este avance la Dra. Joan Merrill, Jefa del Programa de Investigación en Farmacología Clínica en la Oklahoma Medical Research Foundation y Profesora de Medicina en la Universidad de Ciencias de la Salud de Oklahoma mencionó: "El objetivo actual del tratamiento en lupus es controlar la enfermedad y minimizar el daño en órganos internos, con medicamentos que tengan la menor toxicidad posible. Esta alternativa ha demostrado ser eficaz en el control de la enfermedad con un perfil de efectos secundarios similar a placebo."
Teresa Cattoni, Presidenta de la Asociación de Lupus Argentina (ALUA) y paciente afirma: "Quien sufre una enfermedad crónica y auto inmune como el lupus se enfrenta a una realidad compleja. Por eso es muy importante estar informado ya que cuanto más sabés, mejor enfrentas la enfermedad. Los pacientes mejoran notablemente su calidad de vida cuando acceden a un buen diagnóstico y tratamiento preciso"

Síntomas variados

Los síntomas del Lupus son muy variados y la evolución suele transcurrir con "brotes" seguidos por periodos durante los cuales esos síntomas están controlados. Las manifestaciones clínicas pueden presentarse simultánea o consecutivamente y los más comunes incluyen:


Síntomas del Lupus.


- Fiebre recurrente sin evidencias de infección asociada u otra causa que la explique
- Dolor en las articulaciones (a veces con hinchazón) y músculos. Cansancio.
- Fatiga permanente
- Erupciones cutáneas de distinto tipo que predominan en áreas expuestas al sol
- Anemia y debilidad
- En casos severos compromiso de órganos internos, como el riñón, con pacientes que terminan en diálisis.
- Úlceras o erosiones en mucosas (por ejemplo en la cavidad bucal)
- Lesiones de piel.


Enfermedad de Pompe


Otra de las llamadas "enfermedades raras" es la de Pompe, una patología neuromuscular progresiva, de transmisión genética que presenta un desarrollo variable en los pacientes. Ya que paulatinamente debilita e incapacita a la persona afectada, e incluso puede provocar la muerte. La sufren 1 en 40.000 personas a nivel mundial, pero está subdiagnosticada.

La patología puede presentarse tanto en bebés como en adultos. Uno de los mayores problemas cuando ocurre en pacientes jóvenes, es la dificultad para identificar la enfermedad pues presenta síntomas comunes a otras dolencias, en especial a otras distrofias musculares. Esta situación repercute en el diagnóstico efectivo y precoz de la enfermedad.

Según una encuesta realizada en Argentina, en promedio, los pacientes diagnosticados de enfermedad de Pompe demoran casi 10 años hasta lograr el diagnóstico. Dicha encuesta fue dirigida por el Dr. Alberto Dubrovsky - Jefe del Departamento de Neurología y Unidad de Enfermedades Neuromusculares Instituto de Neurociencias Fundación Favaloro-; y en ella participaron casi el 70% de los pacientes diagnosticados en nuestro país.

La encuesta dio cuenta del largo camino que recorren los pacientes, consultando distintos especialistas (neurólogos, traumatólogos, kinesiólogos, neumonólogos, clínica médica, cardiólogos, reumatólogos, entre otros) hasta lograr el diagnóstico preciso.

El tiempo transcurrido hasta la identificación de la enfermedad es fundamental pues el deterioro que sufre el paciente es irreversible. Por esta razón, es importante el reconocimiento precoz de la patología, no solo para dar respuesta terapéutica sino, para evitar que la enfermedad siga comprometiendo aún más la salud del paciente.

Por lo general, los pacientes comienzan con síntomas de debilidad muscular que se traducen en, por ejemplo, cansancio físico aunque no pueden atribuirlo a nada en particular. La falta de sospecha de la enfermedad se debe a varios factores: escaso conocimiento de la patología en la comunidad médica; síntomas similares a otras afecciones neuromusculares; variabilidad de la presentación de los síntomas en distintos pacientes; no percepción de los síntomas por parte del paciente -éste se adapta de forma progresiva a las pequeñas limitaciones que le produce la enfermedad en lo cotidiano.


La enfermedad de Pompe genera distrofia muscular. Foto: Archivo


Diagnóstico y tratamiento


La enfermedad de Pompe es un tipo de distrofia muscular con una incidencia estimada de 1 en 40.000 personas a nivel mundial, pero según los expertos la patología está subdiagnosticada, es decir que no se la identifica o reconoce como tal. En el caso de Pompe esta situación es particularmente grave porque es una de las pocas distrofias que puede ser tratada.
Este tipo de enfermedades son causadas por una mutación o error genético que provoca que las enzimas presentes en los lisosomas tengan nula o escasa actividad, lo cual se traduce en un mal funcionamiento celular ocasionando distintos trastornos en el organismo. En la enfermedad de Pompe existe la deficiencia de una enzima - a-glucosidasa lisosomal- que es necesaria para metabolizar los hidratos de carbono en los músculos, sobretodo el glucógeno. Este malfuncionamiento produce la degeneración de la célula muscular y eso se traduce en debilidad muscular progresiva.
Cuando la enfermedad de Pompe se presenta dentro del año de vida se la denomina de forma clásica o comienzo infantil- y tiene la particularidad de progresar rápidamente por lo cual es vital el diagnóstico precoz de la misma. Si la enfermedad es dejada a su evolución natural, casi todos los bebes fallecen antes de los 18 meses de vida.


Diagnóstico precoz


Cuando el paciente es diagnosticado precozmente el acceso al tratamiento aumenta la sobrevida y mejora el desarrollo motor. Los síntomas se presentan en los primeros meses de vida y afectan los músculos cardíacos, respiratorios y esqueléticos.
La importancia del diagnóstico y la detección precoz está ligada al temprano acceso al tratamiento para detener la progresión de la enfermedad, antes de un significativo e irreversible daño de la fibra muscular. Para una identificación precisa de la enfermedad, en la actualidad se utiliza un test sencillo y mínimamente invasivo pues se hace a partir de una gota de sangre seca en papel de filtro, la cual determinará el nivel de actividad enzimática.
Principales síntomas de la enfermedad de Pompe Infantil
. Hipotonía: flaccidez en los músculos.
. El bebé no puede mantener la cabeza erguida a una edad en la que ya debería hacerlo.
. Dificultad para alimentarse, succionar y tragar
. Retraso en la adquisición de pautas motoras: no tiene la fuerza muscular adecuada para moverse, sentarse, gatear.
. Infecciones frecuentes.
. Insuficiencia respiratoria.
. Desórdenes en el sueño.
. Cardiomegalia: aumento del tamaño del corazón.
. Moderada hepatomegalia y macroglosia: pequeño aumento en el tamaño del hígado y de la lengua.
Principales síntomas de la enfermedad de Pompe de inicio tardío
. Debilidad muscular en piernas, brazos, hombros, cintura.
. Dificultad para subir escaleras.
. Dolor lumbar.
. Disnea (dificultad para respirar)
. Cefaleas matinales (debido a apneas de sueño durante la noche).
. Anormalidades al caminar, inestabilidad ligada a prácticas deportivas. Caída y fracturas.
. Neumonía de rápida progresión y mala evolución clínica en pacientes jóvenes.
. Baja ganancia de peso.
. Atrofias musculares (escoliosis, escápulas aladas, atrofia paraespinal)..

 

Comunicado ALUA : BENLYSTA (Belimumab)

Fue aprobada por la Administración Nacional de Alimentos Medicamentos y Tecnología Médica - ANMAT el 16 de Abril de 2012. Ver más info

Caras 23-05-12

Nota en Diario Clarín 14.05.12 - Vida Cotidiana - Salud
NOTA COMPLETA

BENLYSTA (Belimumab)      

Fue aprobada por la FDA el 9 de Marzo de 2011

BENLYSTA (Belimumab) fue aprobada por la FDA La FDA- Administración de Drogas y Alimentos, agencia que regula los fármacos en E.E.U.U. ha aprobado el 9 de Marzo ppdo. el uso de BENLYSTA para el tratamiento del LES. Esta nueva opción es el primer tratamiento nuevo para el Lupus en más de 52 años. También es la primera droga desarrollada específicamente para el Lupus. En Europa el fármaco está en proceso de evaluación. En los ensayos realizados con el fármaco, un 43,2% de los pacientes a los que se suministró el medicamento mostró una disminución de los síntomas después de un año, frente al 33,8% que mejoró tras suministrársele un placebo. A pesar de las dudas sobre su eficacia, Benlysta (Belimumab) recibió el sí de la agencia después de la recomendación positiva emitida por un comité de expertos el noviembre pasado. El fármaco se administra por vía intravenosa cada 28 días e inhibe la producción de una proteína relacionada con los linfocitos B anormales que provocan los síntomas del lupus. La FDA calcula que uno de cada 11 enfermos a los que se suministre el medicamento, experimentará una mejoría y advierte que el tratamiento no parece tener efecto entre los pacientes de raza negra, los más susceptibles a padecer este mal. Hasta ahora, las opciones terapéuticas se limitaban a la aspirina (aprobada en 1948) y los corticosteroides y el Plaquenil, un antimalárico, aprobados en 1955. La llegada al mercado de Benlysta es una buena noticia aunque no se podrá suministrar a pacientes que padezcan lesión renal o en el sistema nervioso central, pues no se han efectuado pruebas sobre este tipo de enfermos. Cuando se combina con terapias ya existentes, Benlysta puede ser una nueva opción de tratamiento importante para los profesionales de la salud y los pacientes que buscan ayuda para controlar los síntomas asociados con esta enfermedad", ha declarado el director de la Oficina de Evaluación de Medicamentos II de la FDA, Curtis Rosebraugh. Esto no es una cura y no va a funcionar en todos los pacientes, pero es un gran paso en la dirección correcta. Es de esperar que este importante avance sirva de estímulo para que nuevas empresas e investigadores se sumen en la búsqueda y desarrollo de nuevos tratamientos para el lupus. Esta enfermedad afecta a cinco millones de personas en todo el mundo. Es más frecuente entre mujeres, sobre todo entre las de raza negra, y se manifiesta especialmente entre los 15 y los 44 años. Benlysta es un producto de la firma Human Genome Sciences, una compañía fundada en 1992 . Éste es el primero de sus productos que recibe el visto bueno de la FDA. La farmacéutica GlaxoSmithKline (GSK), que colaborará en su distribución, invirtió en Human Genome Sciences en lo que fue una gran apuesta por la investigación genómica para descubrir y desarrollar nuevos fármacos. Los expertos calculan que las ventas de Benlysta podrían alcanzar los 1.000 millones de euros anuales.

Fuente: Mejorsalud- Publicación de la Fundación Centro Diagnóstico Nuclear HGSI - GSK


BENLYSTA  (Belimumab)

Resultados positivos de la Fase 3 del estudio de Benlysta en LES

Human Genome Sciences, Inc. (HGSI) y GlaxoSmithKline (GSK) anunciaron que Benlysta (Belimumab), previamente registrado como LymphoStat-B finalizó con resultados positivos los dos ensayos clínicos de superioridad, doble-ciegos, controlados con placebo y multicéntricos de Fase 3 :BLISS-52 y BLISS-76 en pacientes con LES serológicamente activo, para evaluar la eficacia y la seguridad de Belimumab junto con terapia médica estándar, en comparación con placebo combinado con terapia médica estándar.

Los principales resultados de eficacia y seguridad del BLISS-52 fueron presentados recientemente en la 73º sesión científica anual del Colegio Americano de Reumatología – ACR.

Ambos ensayos demuestran que el tratamiento con BENLYSTA sumado al standar de atención fue superior en comparación con placebo (agente inactivo) y terapia médica estándar.

Este es el programa de ensayo clínico en pacientes con lupus más amplio que se haya llevado a cabo hasta ahora. BLISS-52 es un estudio aleatorio que trató a 865 pacientes en 90 sitios clínicos en 13 países, principalmente en Asia, América del Sur y Europa Oriental. BLISS-76 inscribió y trató a 826 pacientes en 133 sitios clínicos en 19 países, principalmente en América del Norte y Europa. El diseño de ambos ensayos es similar, pero la duración de la terapia en los dos estudios es diferente: 52 semanas para BLISS-52 y 76 semanas para BLISS-76.

Belimumab es un fármaco de anticuerpo monoclonal humano bajo investigación que reconoce e inhibe específicamente la actividad biológica del estimulador de linfocitos B o BLyS®. BLyS es una proteína que ocurre naturalmente, descubierta por HGS, necesaria para el desarrollo de linfocitos B en células plasmáticas (plasmocitos) B maduras. Los plasmocitos B producen anticuerpos, la primera línea de defensa del cuerpo contra las infecciones. En el lupus y otras enfermedades autoimnunes, se cree que los niveles elevados de BLyS contribuyen a la producción de autoanticuerpos, es decir, anticuerpos que atacan y destruyen los tejidos sanos del mismo cuerpo. La presencia de autoanticuerpos parece estar relacionada con la gravedad de la enfermedad. Los estudios clínicos y preclínicos indican que Belimumab puede reducir los niveles de autoanticuerpos en el LES y por ende la actividad del LES.

Si la Administración de Drogas y Alimentos - FDA finalmente aprueba esta droga, va a ser el primer tratamiento nuevo para el Lupus en más de 50 años. También va a ser la primera droga desarrollada específicamente para tratar el lupus.

Esto no es una cura y no va a funcionar en todos los pacientes, pero es un gran paso en la dirección correcta.

Fuente:  LFA – Lupus Research Report -  HGSI y GSK - Año 2009


"Lupus Eritematoso Sistémico - LES
Medicación y Embarazo
Métodos anticonceptivos adecuados"
 

LUPUS Y EMBARAZO


      Dras.: Diana DUBINSKY, Deborah SOHN,
                 Nora ASTE y M. C, LUNIC

      Servicio de Reumatología del Hospital de Clínicas José de San Martín - UBA

     (Charla para pacientes y familiares
     
realizada el 08 de Octubre de 2008)

 

 

 
 JUEVES 31 de Enero de 2008 - ENVIAR POR E-MAIL

Avance de investigadores del Instituto Leloir
Descubren claves de la inmunidad

http://www.lanacion.com.ar/cienciasalud/nota.asp?nota_id=983241


 
Podrían utilizarse para tratar enfermedades como la esclerosis múltiple y para producir mejores vacunas
 

 
 VIERNES 29 de Junio de 2007 - 

Investigación de científicos del Instituto Leloir
Describen un mecanismo de afecciones autoinmunes

http://www.lanacion.com.ar/cienciasalud/nota.asp?nota_id=921410


 
Explican cómo los anticuerpos reconocen el ADN propio
 
 

Si desea acceder a más información, contenidos relacionados, material audiovisual y opiniones de nuestros lectores ingrese en : http://www.lanacion.com.ar/cienciasalud/nota.asp?nota_id=921410

 
|  Viernes, 29 de Junio de 2007

El lupus, la enfermedad que empieza cuando las defensas se rebelan

Una asociación lanzó una campaña para la detección precoz de esa enfermedad autoinmune, que afecta las articulaciones y también los riñones o el cerebro. Importante hallazgo de científicos argentinos.

/fotos/20070629/notas/NA18FO01.JPG
Teresa Cattoni de Mina, titular de ALUA, y Alicia Eimon, jefa de reumatología del Penna.
Por Pedro Lipcovich

“La mayoría de las personas con lupus pierden cinco, hasta diez años hasta recibir un diagnóstico correcto.” Quien así lo revela es la presidenta de la Asociación Lupus Argentina (ALUA), ella misma paciente de esta enfermedad que, si no se controla, llega a afectar seriamente órganos como los riñones y el cerebro mismo. Para reducir esa pérdida de tiempo, ALUA lanzó una campaña callejera para mitigar el desconocimiento del público (e, incluso, de muchos médicos) sobre el lupus, que ataca a personas de toda edad pero, sobre todo, a mujeres en edad fértil. Pertenece al grupo de las enfermedades autoinmunes, en las que el sistema defensivo del organismo, esos pequeños soldados que combaten las infecciones, se rebelan “como si fueran carapintadas”, según graficó una médica especialista. Hay medicamentos para paliar el lupus, pero no para curarlo, si bien un hallazgo argentino en ciencia básica (ver nota aparte) abre interesantes expectativas.

“Desde este año, por primera vez en la Argentina, la palabra ‘lupus’ está en la calle”, destacó Teresa Cattoni de Mina, presidenta de ALUA, al referirse a la campaña de afiches que hacen presente esta enfermedad “poco conocida, pese a ser más frecuente que otras autoinmunes como la esclerosis múltiple”. El lupus ataca “al doble de mujeres que de hombres –precisó Cattoni–: la mayoría son mujeres de entre 15 y 45 años; entre esas edades, hay nueve mujeres por cada hombre afectado; por debajo de los 15 y por encima de los 45, la proporción entre hombres y mujeres se equipara. Se supone que esto obedece a causas de tipo hormonal”.

El problema es que el lupus “no es fácil de diagnosticar: la mayoría de las personas que llegan a nuestra asociación han tardado cinco y hasta diez años en llegar a un diagnóstico cierto; mientras tanto, las trataban erróneamente como si tuvieran otras enfermedades como artritis reumatoidea o fibromialgia; por algo al lupus suelen llamarlo ‘la enfermedad de las mil caras’: no hay dos casos iguales”, contó Cattoni.

El diagnóstico precoz es muy importante. Alicia Eimon –jefa de reumatología del Hospital Penna y miembro del comité asesor de ALUA– observó que “de otro modo, la persona puede, sin saber cómo ni por qué, llegar a una insuficiencia renal”. Pero los síntomas iniciales “hacen difícil el diagnóstico: fiebre o febrícula durante mucho tiempo; dolores articulares, baja de peso; podría ser un cuadro viral. Si esto se prolonga mucho tiempo, el médico clínico debiera pedir un análisis de rutina y, si los resultados hacen sospechar, recién entonces hacer los estudios inmunológicos que dan un diagnóstico preciso”.

“En las enfermedades autoinmunes, el sistema inmunitario se rebela contra el propio organismo; como si fueran soldados carapintadas que, en vez de ocuparse de defender a su país, lo atacan –graficó Eimon–. Una enfermedad autoinmune puede atacar la piel, como la psoriasis, o las articulaciones, como la artritis reumatoidea, pero el lupus puede atacar distintos órganos y sistemas: la piel, las articulaciones, células de la sangre y órganos nobles como el riñón y hasta el cerebro. Por eso el diagnóstico es tan difícil: tiene que haber un buen médico de cabecera que advierta cómo síntomas muy distintos corresponden, en realidad, a una única enfermedad.”

La expectativa de las personas con lupus es que “la atención de esta enfermedad tome más impulso: hasta ahora, no está incluida en la lista oficial de enfermedades crónicas, lo cual hace que los pacientes no tengan acceso a la medicación gratuita, salvo con un certificado de discapacidad que no se otorga en todos los casos”, deploró Cattoni, y observó que “con adecuado tratamiento, uno puede llevar, la mayor parte del tiempo, una vida normal”.

 

13.02.2006 | Clarín.com | Sociedad

SALUD | USARON LA TECNICA DEL AUTOTRASPLANTE
Prueban que las células madre sirven contra males autoinmunes

Lo demostraron para el caso del lupus, que ataca los riñones, la piel y las articulaciones.
Aseguran que la técnica también podrá usarse para otras enfermedades que deterioran el
sistema de defensas.
Valeria Román.
http://www.clarin.com/diario/2006/02/13/sociedad/s-02801.htm


Autotransplante de células: nuevo tratamiento de Lupus Sistémico

Antonio Vilches ( médico nefrólogo )
Osvaldo Hubscher ( médico reumatólogo )
CEMIC, Buenos Aires

Esta noticia aparecida recientemente en diversos periódicos de Buenos Aires se refiere a una publicación del mes de agosto de 2000 en la revista medica The Lancet.

Todas las evidencias indican que el desarrollo de auto inmunidad tiene un papel central en las lesiones orgánicas de pacientes con lupus sistémico (LS) o con otras enfermedades reumáticas inflamatorias auto inmunes. Consecuentemente, drogas inmunodepresoras son las preferidas para el tratamiento de estas afecciones y con estos agentes se logra controlar a la vasta mayoría de los pacientes.

El nuevo tratamiento propuesto en la publicación se basa en la creencia de que una depresión mucho más intensa del sistema inmunológico podría ser capaz de revertir lesiones graves que no han respondido a los tratamientos habituales. Para que el paciente sobreviva es necesario, a continuación, "repoblar" su medula ósea (donde se forman las células sanguíneas que luego participarán en las respuestas inmunes) con células inmunológicamente "vírgenes" previamente cosechadas de su propia sangre.

Es decir que el tratamiento esta constituido por la alta dosis de inmunodepresores (ciclofosfamida) y no por la transfusión posterior de esas células llamadas progenitoras que solo actúa como "rescate y protección" para lograr una rápida recuperación en la fabricación de células por la médula ósea. Entre esas células de la medula ósea se encuentran, desde luego, los glóbulos blancos que son una de las defensas contra infecciones y que son destruidos o paralizados por las dosis altas de ciclofosfamida.

En la publicación de referencia, los 7 pacientes tratados con esta modalidad en un hospital de Chicago fueron escogidos por presentar severa lesión del riñón, del cerebro, del corazón y del pulmón en combinaciones diversas. La grave lesión renal era el común denominador pero todos presentaban más de un órgano comprometido.

Esta afectación de múltiples órganos había demostrado ser resistente al tratamiento con dosis altas de corticoides asociadas a ciclofosfamida endovenosa.

El seguimiento de los 7 pacientes durante 12 a 40 meses (promedio 25) demostró mejoría o normalización del cuadro clínico y de los niveles circulantes de auto anticuerpos en los análisis de sangre.

Los 7 pacientes tuvieron alguna complicación importante: herpes zoster, neumonía, otras infecciones y complicaciones derivadas del metabolismo anormal del fósforo, potasio y los líquidos orgánicos.

Debido a esto último, 3 pacientes desarrollaron edema de pulmón y otros requirieron asistencia respiratoria. Dos pacientes presentaron convulsiones. estos variados y graves efectos secundarios no fueron en realidad inesperados; es el tipo de complicaciones anticipables cuando se emplean tratamientos tan agresivos como el que estamos comentando.

Conclusión

El contenido de esta información es trascendente y mereció su aceptación en una de las revistas mas prestigiosas de medicina. Sin embargo, se debe tener mucha prudencia en aplicar estos resultados al tratamiento del LS en general. Las mejorías observadas son de duración a largo plazo desconocida, han comprendido a un número muy reducido de pacientes extremadamente graves y han sido alcanzadas en un centro medico de alta complejidad con gran experiencia en transplantes de medula ósea y de células progenitoras. Esto significa que este tratamiento corresponde a lo que en investigación clínica se conoce como fase 1 con resultados provisorios y con eficacia aun no demostrada. A pesar de ello, estos procedimientos experimentales generan líneas de investigación novedosas y abren expectativas para lograr mejorar a un reducido numero de pacientes que no ha respondido a tratamientos consagrados. Los riesgos son muy grandes y las conclusiones sobre sus meritos tomaran un largo tiempo.

Como era de esperar, este recurso terapéutico también ha sido ensayado experimentalmente en otras afecciones reumáticas auto inmunes severas y resistentes a todos los tratamientos conocidos como la artritis reumatoidea, la artritis crónica juvenil y la esclerodermia entre otras. El numero total de pacientes tratados es aproximadamente 100. los resultados preliminares son promisorios (aunque no en todos los casos) y la toxicidad (sobre todo infecciones) constituye la principal preocupación


Medicamentos no convencionales en el tratamiento de LES

Dr. Osvaldo Hubscher 
Médico Reumatólogo
CEMIC - Buenos Aires

El Lupus Eritematoso Sistémico (LES) es una enfermedad inflamatoria crónica que puede afectar diversos órganos en mujeres jóvenes. Se presume que la causa de la enfermedad, que sigue siendo desconocida, induce una anormalidad del sistema inmune tal que genera autoanticuerpos dirigidos contra los propios tejidos del paciente.

El tratamiento médico convencional de pacientes con Lupus activo incluye drogas antiinflamatorias no cortisónicas, corticosteroides(Cs), antipalúdicos (hidroxicloroquina) y algunos inmunodepresores como azatioprine y ciclofosfamida. Todos estos agentes pueden ser prescriptos solos o, mucho más frecuentemente, en combinación. Este tratamiento standard incluye distintos esquemas de dosis y de tiempos de administración, es relativamente seguro y es exitoso en la vasta mayoría de los casos. Sin embargo, algunos pacientes no responden a estas medicaciones y otros, que sí responden, desarrollan efectos tóxicos que hacen imposible mantener el tratamiento durante tiempos muy prolongados. Es necesario recordar que en la mayoría de los pacientes las drogas que se indican para controlar la enfermedad deben ser administradas durante meses o años.

La persistencia de síntomas de actividad de la enfermedad a pesar del tratamiento y la aparición de efectos secundarios estimula permanentemente la búsqueda de tratamientos alternativos que ofrezcan una ventaja terapéutica. Estos tratamientos son casi siempre indicados sumados a y no en reemplazo de las drogas consagradas mencionadas más arriba. Estos tratamientos adicionales no en todos los casos han sido probados con el rigor de la metodología científica. Su indicación parte muchas veces de la experiencia o de estudios que sugieren su eficacia, pero no de estudios denominados controlados.

OTROS AGENTES INMUNODEPRESORES:

Metotrexate (MTX): Es una droga inmunodepresora que actúa sobre los linfocitos y deprime en grado variable las respuestas inmunológicas. Estudios no controlados científicamente han demostrado su eficacia en aproximadamente la mitad o dos tercios de los pacientes para el tratamiento de manifestaciones menores de la enfermedad como erupción cutánea, síntomas articulares, derrames pleurales, proteinuria leve y en algunos pacientes ha permitido reducir la dosis diarias de Cs. Es importante destacar que todo agente que permita en grados variables disminuir, y en algunos casos discontinuar, los Cs es siempre bienvenida. La administración de MTX, que es una droga de uso masivo en pacientes con Artritis Reumatoidea (una enfermedad pariente del LES), no está desprovista de efectos secundarios por lo que los pacientes tienen que ser sometidos a estudios de laboratorio cada uno o dos meses obligatoriamente.

Ciclosporina : Es otro agente inmunodepresor muy conocido en el tratamiento de pacientes transplantados. La administración de este agente ha sido un gran avance en la prevención del rechazo de órganos. Su rol en pacientes con Lupus sigue siendo controversial. Algunos estudios no controlados científicamente han demostrado cierta eficacia en enfermos con lesiones renales que se acompañan de pérdidas altas de proteinas en la orina. El tratamiento con Ciclosporina de nefritis lúpica sigue siendo motivo de discusión dado que el principal efecto toxicode de este agente es justamente sobre el riñón, además de hipertensión arterial.

Micofenolato mofetil (MM): Es también un inmunodepresor que inhibe la proliferación linfocitaria y que deprime las respuestas inmunitarias que parten de los linfocitos. Este agente también ha sido utilizado para impedir el rechazo de transplantes renales. Su administración puede acompañarse de síntomas digestivos variados que impidan su uso por tiempo prolongado. El rol de MM en el tratamiento de LES está en estudio y muy recientemente se ha propuesto su indicación en pacientes con nefritis severa que no responden al tratamiento clásico de Cs sumado a ciclofosfamida. En efecto, hay evidencias de que la asociación de MM con Cs puede tener una eficacia parecida a la de ciclofosfamida más Cs. No obstante estos resultados necesitan confirmación y su indicación para el control de nefritis lúpica en pacientes resistentes a los tratamientos convencionales no está uniformemente aceptada.

Tacrolimus (SK506) : Este agente también es un inmunodepresor y también se usa en transplantología. Existen publicados casos de pacientes exitosamente tratados con Tacrolimus, portadores de compromiso renal resistente a los esquemas conservadores. Lamentablemente la nefrotoxicidad de este agente es motivo de preocupación y no se tiene aún una idea clara de cuál es su rol para el tratamiento de nefritis severa en Lupus.

Otros antipalúdicos : Las lesiones cutáneas de muchos pacientes no responden a la Hidroxicloroquina. En estos casos otros antipalúdicos pueden ser probados. Quinacrina y Cloroquina son dos de estos agentes que si bien pueden asociarse a una mayor toxicidad (sobre todo ocular y sobre la médula ósea) pueden lograr remisión de erupción cutánea resistente. De hecho, algunas autoridades combinan distintos antipalúdicos ante erupciones cutáneas muy tenaces.

Gamaglobulina endovenosa: Esta estrategia tiene muchas indicaciones en medicina interna en el momento actual y su número esta creciendo. En LES la indicación clásica es en hemorragias (púrpura) debida a un descenso de plaquetas en la sangre. El exacto mecanismo de acción de la administración endovenosa de dosis altas de gamaglobulina humana es aún oscuro pero puede ser ensayado en casos de Lupus con una variedad de órganos afectados cuando los tratamientos convencionales fracasan. Recientemente se ha publicado un número pequeño de pacientes con lesión renal entre moderada y severa que respondió a esta estrategia cuando había sido refractario a los convencionales pulsos intermitentes de ciclofosfamida. La principal desventaja es el precio prohibitivo y la resistencia de los sistemas de atención de pre-pagos y otros a cubrir estos gastos.

TERAPIAS HORMONALES

Dado que LES predomina netamente en las mujeres, se ha postulado desde hace muchos años que las hormonas femeninas (estrógenos) pueden jugar un rol en la causa, en el desencadenamiento o en el agravamiento de esta enfermedad. Consecuentemente el bloqueo de la actividad estrogénica ha sido repetidamente estudiado en Lupus.

Andrógenos : La Dihidroepiandrosterona (DHEA) es un agente androgénico débil que, además de neutralizar la actividad estrogénica, puede también ejercer alguna acción sobre el sistema inmunológico. Los estudios controlados han permitido observar una mejoría significativa en distintos parámetros leves de la enfermedad como síntomas articulares y fatiga crónica. La administración de DHEA, sin embargo, no es en general capaz de modificar parámetros de laboratorio anormales ni permitir disminuir la dosis diaria de Cs. Los estudios multicéntricos sobre el rol de DHEA en Lupus terminarán en 2002.

Danazol : Es otro esteroide androgénico que ha sido demostradamente útil en pacientes con Lupus para el tratamiento del descenso de plaquetas y para algunos casos de anemia hemolítica. Esta droga también puede ser útil para controlar manifestaciones menores como dolores articulares y erupciones cutáneas. Debe recordarse, sin embargo, que la administración prolongada de Danazol puede provocar signos de virilización de magnitud variable.

Bromocriptina: La prolactina, una hormona de la hipófisis, ha sido extensamente estudiada en términos de su relación con enfermedades autoinmunes, con la producción de autoanticuerpos y con el desencadenamiento de enfermedades autoinmunes como LES y otras. Los beneficios de la administración de este agente en Lupus han sido recientemente confirmados en estudios doble ciego aunque otros estudios no han demostrado similar eficacia. Algunas autoridades la utilizan en caso de Lupus leve que no responde a tratamientos conservadores o en pacientes que requieren dosis inaceptablemente altas de Cs.

Tamoxifen : El bloqueo de la actividad estrogénica con este agente (droga muy conocida en el tratamiento de cáncer de mama) ha sido también probado en pacientes con Lupus. La experiencia es limitada y hasta el momento los resultados de este bloqueo hormonal han sido escasos.

Anticonceptivos orales: Justamente por tratarse de hormonas femeninas, el uso de estos agentes aparece como contraindicado en pacientes con Lupus. No obstante, estudios multicéntricos recientes han demostrado que la frecuencia de brotes severos de Lupus es mucho menos frecuente que la anticipada. Dado que los anticonceptivos orales son agentes que pueden favorecer trombosis intravascular (producción de coágulos dentro de arterias o venas), su indicación está contraindicada en las pacientes que tienen anticuerpos antifosfolípidos (otro factor favorecedor de trombosis). En el estado actual de las evidencias, los casos de Lupus controlado que no tengan evidencia de compromiso renal, pueden recibir contracepción oral.

MISCELANEA

Talidomide: Es una droga muy interesante aunque de mala fama por haber causado una epidemia de malformaciones fetales hace más de treinta años. El valor de este agente ha sido resucitado en la última década y tiene un creciente número de indicaciones en medicina y sobre todo en el tratamiento de enfermedades cutáneas crónicas. Una de esas indicaciones es Lupus cutáneo resistente a los tratamientos comunes. Naturalmente, la posibilidad de embarazo es una contraindicación formal para su administración .

Acido fólico y vitaminas del Complejo B : El impacto del compromiso cardiovascular ha sido revalorizado en la última década. El control cada vez más efectivo del compromiso renal y cerebral junto con el advenimiento de nuevos antibióticos para combatir infecciones intercurrentes, ha hecho crecer la importancia de la enfermedad cardiovascular en LES. La administración de estas “vitaminas” en pacientes con Lupus está basada en que pueden descender los niveles plasmáticos de homocisteína. Niveles aumentados de ésta pueden ser un factor de riesgo para el desencadenamiento de complicaciones cardiovasculares. La administración permanente de estos agentes puede ayudar a prevenir esas complicaciones aunque estudios a largo plazo son necesarios para confirmar este rol.

CONCLUSIÓN

En la mayoría de los casos el tratamiento standard de LES disponible es exitoso y su rol está bien establecido. Más de veinte modalidades terapéuticas están siendo estudiadas en adición a lo consagrado y es postulable que, en el futuro, los pacientes con Lupus deban recibir un menú diario de drogas cada vez más numeroso a medida que se detecten efectos preventivos sobre distintas complicaciones. Por ejemplo, la utilización de agentes modificadores de la enfermedad como MM, ciclosporina, o gamaglobulina endovenosa, sumados a Cs y otros inmunodepresores, sumado a la indicación de agentes relativamente seguros como vitaminas u hormonas masculinas débiles, pueden complicar el esquema terapéutico diario. Es muy posible que esta estrategia contribuya a un mejor control de la actividad inflamatoria de la enfermedad y a mejorar el pronóstico a largo plazo.