Interacción entre Alcohol, Tabaco, Cafeína y Lupus

A muchas personas les gustaría mejorar su salud modificando su estilo de vida. Ellas, frecuentemente, inquieren sobre consumo de cafeína, alcohol y tabaco. No existen, en verdad, muchas referencias acerca de la interacción entre estos tres elementos y el Lupus. Según parece, ninguno de ellos actuaría directamente como detonante de una crisis lúpica. Sin embargo, la toxicidad de esos agentes puede complicar los problemas del Lupus y empeorar los efectos secundarios de las drogas que se utilizan para su tratamiento.

CAFEINA: Es la más benigna y la droga "no farmacéutica" más ampliamente utilizada. Es dos veces más potente que el té o la cola. Existe una fuerte evidencia de que la cafeína mejora el estado de ánimo, la atención, la capacidad de trabajo y la energía. Sin embargo, en muchos individuos puede causar nerviosismo, problemas estomacales y arritmias cardíacas. Probablemente no contribuya a aumentar el riesgo de ataques cardíacos, pero puede empeorar a aquéllos que padezcan de úlcera péptica.

Lamentablemente, muchas de las drogas utilizadas en el tratamiento del Lupus (antinflamatorios y corticoides) pueden afectar el estómago y, algunas veces, causar úlceras. Los pacientes en esas condiciones deben consumir café con moderación y, obviamente, suspender su ingesta ante cualquier malestar intestinal. Sorprendentemente, el café descafeinado y las infusiones con hierbas o semillas, aumentan la acidez casi tanto como la cafeína.

ALCOHOL: Su consumo en forma muy moderada (poco más de un vaso por día) ha sido asociado a una disminución de los ataques cardíacos. Sin embargo, su utilización más allá de esos parámetros puede actuar como un agente de gran toxicidad, sobre el sistema nervioso, la sangre, el estómago, hígado, páncreas, corazón, músculos y huesos.

Justamente porque el Lupus es una enfermedad multisistémica, se aconseja consumir alcohol en forma modesta o, directamente, suprimirlo, porque puede interactuar con los antinflamatorios y los corticoides, causando problemas gastrointestinales, úlcera péptica o gastritis. Puede también interactuar con los sedantes y barbitúricos, desvirtuando sus efectos.

TABACO: Es la droga "no farmacéutica" que provoca la mayor adicción. Si bien su consumo puede conferir algún beneficio en el control del peso corporal, este pequeño efecto positivo, es arrasado por los efectos negativos que provoca en el sistema cardiovascular, pulmones y estómago. Los fumadores son propensos a contraer cáncer de pulmón, laringe, esófago y vejiga.

Los pacientes con Lupus están particularmente expuestos a los problemas vasculares, así como también al fenómeno Raynaud, que el tabaco puede exacerbar en gran medida. Los medicamentos suelen causar problemas estomacales que pueden empeorar con el consumo del tabaco.

La asociación del hábito de fumar con las enfermedades del corazón es tan importante, que los pacientes con Lupus, NO DEBERIAN FUMAR.

"No deje de tomar los medicamentos de manera brusca, sobre todo los corticoides. Sólo se pueden reducir las dosis a lo largo de varias semanas o meses y bajo estricto control médico."


por Dr. Jonathan M. Adelson Médico Reumatólogo.
(Publicado en "News Letter" Bay Area Lupus Found. (BALF) /94)