EL LUPUS, las Infecciones y las Inmunizaciones

Dra. Gabriela Bugarín
FUNCEI- Fund. del Centro de Estudios Infectológicos del 
Dr. Daniel Stamboulian

¿Las Infecciones son más frecuentes en las personas que padecen Lupus? Debemos considerar dos factores: a) las alteraciones que trae el Lupus en el sistema inmune y b) las alteraciones que provocan los tratamientos en dicho sistema.

¿Qué es la inmunidad?
Nos defendemos de las infecciones a partir del sistema inmunológico. Este sistema se vale de células competentes, los glóbulos blancos. Dentro de estos glóbulos blancos hay diferentes ejércitos. Cuando nos hacemos un hemograma leeremos glóbulos blancos, leucocitos y ahí empiezan a aparecer los neutrófilos, los linfocitos, etc.. Estos diferentes ejércitos tienen diferentes funciones. Los más importantes son los linfocitos. Gracias a ellos podemos decir que tenemos dos tipos de inmunidad:

- La inmunidad "humoral": Nuestro organismo fabrica anticuerpos cuando ingresa un germen. Estos anticuerpos no son más que proteínas que se pegan a los gérmenes, a la manera de etiquetas. Una vez que el germen está identificado con este anticuerpo, aparece un glóbulo blanco que se llama polimorfonuclear o neutrófilo, que cumpliría la función de un recolector de basura y se come a estos gérmenes que están etiquetados. Con lo cual, germen etiquetado, germen eliminado del organismo. Esta es la inmunidad "humoral"o sea los anticuerpos que fabrican fundamentalmente un tipo de linfocitos, los linfocitos B.

- La inmunidad "celular": Existen otros linfocitos, los linfocitos T que, básicamente, atacan directamente al germen, lo destruyen para que el recolector de basura, el polimorfonuclear o neutrófilo termine comiéndolo.

¿Qué pasa entonces en el Lupus?
Hay una deficiencia en la inmunidad "humoral" debido a una ineficiencia de las gamaglobulinas, que son las proteínas normales que contienen los anticuerpos. En general, las personas que tiene Lupus registran un aumento de la gamaglobulina. Esta sería el stock de anticuerpos que tenemos en el cuerpo. La alteración de los anticuerpos debido a la alteración de la gamaglobulina hace que sea más difícil identificar algunos gérmenes (o etiquetarlos). 
Por otro lado, para que los polimorfonucleares, es decir, los recolectores de basura, se coman a los gérmenes necesitan, además, de otras sustancia: el complemento, que muchos de los que padecen Lupus reconocen en sus análisis. La falta o déficit de este complemento, dificulta la función de los polimorfonucleares. 
El Lupus de por sí altera la funcionalidad de ciertas células y de la gamaglobulina, lo que significa que el tener Lupus es tener un poco más de susceptibilidad a las infecciones.

Con los avances en el tratamiento aparecen muchas drogas que a su vez aumentan esta predisposición. La cortisona, la ciclofosfamida, la azatioprina, todas producen alteraciones en la inmunidad ("bajan las defensas").
¿Qué hacen los corticoides? Por un lado alteran a estos polimorfonucleares, alteran su función haciéndoles más difícil a estas células comerse a las bacterias, los parásitos o los virus. Por otro lado, alteran la inmunidad celular, es decir, los linfocitos T que atacan directamente a los gérmenes. Esto hace que también los tratamientos pongan al paciente en mayor riesgo de infección.
La ciclofosfamida y la azatioprina hacen cosas parecidas y, además, pueden a veces disminuir el número de polimorfonucleares (leucopenia), lo que también aumenta las posibilidades de infección.
A veces, síntomas de Lupus o síntomas de infección se pueden confundir. Por ejemplo, una neumonía puede dar síntomas parecidos a la manifestación que genera el Lupus cuando produce compromiso pulmonar; el Lupus puede provocar lesiones en la piel que pueden ser confundidas con infecciones, o el compromiso renal en el Lupus puede ser confundido con una infección urinaria.

Es importante que el paciente esté alerta.

¿Cuáles son las infecciones más comunes que se manifiestan en los pacientes con Lupus?
-Herpes Zoster (Culebrilla): Es uno de los más comunes. Es el mismo virus de la varicela. Cuando tenemos varicela de chicos, el virus queda en el organismo y a veces, cuando las defensas bajan puede que se manifieste nuevamente. Actualmente, se trata con una droga, el aciclovir.
-Neumonía: Pueden presentarse, también, infecciones que no son tan banales y que requieren tratamiento y a veces hasta internación. Un ejemplo es la neumonía que se manifiesta con fiebre, tos, dolor en la espalda. 
-Infección urinaria: Es también muy frecuente, sobre todo en las mujeres ya que por tener una característica anatómica particular, tenemos más propensión a este tipo de infecciones. Sus manifestaciones: dolor al orinar, dolor de espalda, orina con olor fuerte u orina turbia.
-Problemas hepáticos: Es otra complicación que se puede ver en el Lupus.

Estas posibilidades hacen que el paciente tenga que estar alerta ante los síntomas de cualquier infección ya que si bien algunas son banales, otras pueden requerir internación o algún tratamiento específico.

¿Qué síntomas los debe alertar para consultar al médico?
En general, tener fiebre,tos, chuchos de frío con temblor y castañeteo de dientes, ardor al orinar con dolor en la espalda, dolor de cabeza, vómitos, etc.


La Prevención de las Infecciones: Las Inmunizaciones
Las infecciones, como vemos, se pueden producir, pero ¿podemos hacer algo para tratar de evitarlas? Sí, se puede prevenir la infección. 

-Una buena nutrición: Hemos visto que dentro de las sustancias que el cuerpo necesita para defenderse están unas proteínas que son los anticuerpos. Si se está desnutrido, si no se come bien, no se tienen posibilidades de fabricar adecuadamente estos anticuerpos.

-Las vacunas: Pueden ayudar a disminuir los riesgos de algunas infecciones en pacientes con Lupus
* Vacuna contra el neumococo: El neumococo es un germen que puede provocar, a veces, Meningitis, pero frecuentemente Neumonía. 
* Vacuna contra la gripe: La gripe es otra infección que puede dar Neumonía. Esta vacuna tiene pocos efectos adversos y debe suministrarse todos los años.
* Vacuna de la Hepatitis B: La O.M.S.(Organización Mundial de la Salud) recomienda su vacunación universal. Todo el mundo debería estar vacunado contra la Hepatitis B, más aún quienes tienen una enfermedad que los predispone a contraer infecciones. Es una vacuna segura y efectiva.
* Vacuna doble adultos: Comprende la antidiftérica y la antitetánica y son obligatorias para todos los adultos, tengan o no problemas inmunológicos. Se debe aplicar cada diez años.

Obviamente, las vacunas mencionadas pueden perder un poco su eficacia por la acción de los tratamientos inmunosupresores, pero de todos modos, aunque no tengan el mismo efecto, son BENEFICIOSAS. Además hay que tener en cuenta que estas vacunas deben repetirse con más frecuencia en los pacientes que son sometidos a estos tratamientos.

Existen otro tipo de vacunas que se hacen con bacterias o virus "atontados", que son agentes vivos que han sido atenuados para que no produzcan la enfermedad cuando las aplicamos. Estas no deben indicarse en las personas sometidas a tratamientos que disminuyen la inmunidad. Ellas son:
* Vacuna Antisarampionosa o la Triple Viral
* MMR - Rubeola, Papera, etc.
* Vacuna contra la Tuberculosis- BCG
* Vacuna contra la Fiebre Amarilla o contra la Fiebre Tifoidea 

(utilizadas para viajar al Africa u Oriente) 
Recordar siempre consultar al médico antes de la aplicación de cada vacuna.

(XVº Simposio Médico de ALUA - Nov.98)


Prevención cotidiana:

El lavado frecuente de las manos remueve el polvo, las bacterias y otros tipos de organismos que pueden contaminar su cuerpo. Es también necesario humectar sus manos para evitar que dichos organismos se introduzcan a través de la piel seca.