Es el Lupus Hereditario

Hoy en día los investigadores creen que existe una susceptibilidad hereditaria a la enfermedad. El Lupus se desarrolla cuando el paciente con esa susceptibilidad hereditaria se expone a cierto factor en el medio ambiente como el sol o la luz ultravioleta, ciertas drogas o algunos agentes aun desconocidos.

Algunos pacientes con Lupus tienen familiares que han desarrollado enfermedades similares al Lupus, tales como la Artritis Reumatoidea o una variedad de anormalidades inmunológicas, sin embargo, es muy raro que en la misma familia exista más de un paciente con Lupus.

Únicamente el 4% de los hijos de pacientes con Lupus desarrollan esta enfermedad.

Recientemente, anticuerpos a los linfocitos han sido encontrados en personas que viven con pacientes que padecen de Lupus, sean o no familiares directos. Estos hallazgos actualmente son sujetos a investigación intensa, ya que sugieren que cierto factor en el medio ambiente podría ser responsable por la producción de anticuerpos, tales como aparecen en el Lupus, aún en individuos normales. Existe cierta evidencia de que individuos normales tienen células capaces de producir una variedad de autoanticuerpos, pero que en ellos los mecanismos regulatorios normales previenen la producción de cantidades significativas de estos anticuerpos.

En el Lupus y otras enfermedades autoinmunes algo interfiere con esta secuencia regulatoria normal.

Otro hallazgo reciente, de importancia considerable, es el descubrimiento de que la regulación de los sistemas de tipo inmunológico está ligada a ciertos factores genéticos. Estos factores determinan la habilidad del sistema inmune de un individuo a responder a diferentes substancias y a controlar el nivel de su respuesta. Tanto como el 76% de los pacientes con Lupus tienen factores genéticos específicos en la superficie de sus células que forman anticuerpos. Sin embargo, debido a que estos factores también ocurren en casi el 30% de la población normal, no está claro que ellos estén directamente involucrados en la causa de la enfermedad. Por otro lado, sí están relacionados con el aumento de la susceptibilidad a esta enfermedad.

En resumen, las investigaciones demuestran que el Lupus por sí mismo no es hereditario, pero en cambio existe una susceptibilidad en el paciente, que es hereditaria, a una función anormal del sistema inmunológico cuyo proceso puede ser activado por factores medio ambientales.

Algunos pacientes con Lupus también presentan defectos hereditarios en los componentes del complemento. La interacción normal de los anticuerpos, las células y estos componentes mantiene el equilibrio de las funciones inmunológicas en el cuerpo. En el caso de un defecto, o ausencia de uno o más de estos componentes, ocasiona un comportamiento errático del complejo inmunológico. Esto ocasiona un aumento de los complejos en la circulación de la sangre, siendo atrapados en los riñones o en la piel. En un sentido, el esfuerzo del cuerpo por deshacerse de los complejos atrapados en esos órganos, es lo que ocasiona la inflamación y el daño tisular.

De «Lupus Eritematoso» de Ronald I Carr Publicación del Comité de Educación de la Fundación Americana para el Lupus