Embarazo y Lupus Eritematoso Sistémico

El LES es un trastorno del tejido conectivo que afecta habitualmente a mujeres jóvenes en edad reproductiva.

Dado que el LES no afecta la capacidad de lograr una gestación. es relativamente común el embarazo. También se trata, sin duda, de la enfermedad del tejido Conectivo más estudiada.

Existen distintos aspectos relacionados con el embarazo que la paciente plantea habitualmente o que el médico debe asesorar al respecto: ¿cuándo buscar un embarazo?. ¿es seguro encarar un embarazo?, ¿cómo el embarazo afecta al LES?. ¿cómo el LES afecta al embarazo. especialmente en relación a pérdidas de embarazo?, ¿ cómo se trata la mujer durante el embarazo?, ¿qué medicación se puede utilizar?. etc.

¿Cómo afecta el embarazo al LES?

En general, el embarazo no afecta la evolución del LES a largo plazo, aunque a veces, se producen algunas reactivaciones relacionadas con la gestación, especialmente en el puerperio (período postparto).

Uno de los aspectos más importantes en la mujer con LES es la planificación del embarazo. Idealmente.se debe buscar el embarazo durante un período de remisión y se debe evitar cuando eI.LES se encuentra en actividad.

En relación a un posible embarazo, merece especial atención la paciente con LES con nefropatía (afectación a los riñones ) . Como para cualquier otra nefropatía, el embarazo representa una sobrecarga extra importante para los riñones. En estos casos debe ser cuidadosamente evaluada la función renal y el posible efecto de una gestación sobre la misma. La planificación del embarazo aquí, no sólo es recomendable, sino que es crucial.

¿Cómo puede afectar el LES al embarazo?

El LES no afecta la tasa de fertilidad. La capacidad de lograr un embarazo no difiere de la población general.

Sin embargo, existen algunas situaciones en las que la paciente lúpica puede enfrentar un riesgo mayor de pérdidas de embarazo como por ejemplo, LES en actividad, hipertensión arterial. nefropatía lúpica, presencia de determinados anticuerpos maternos, lupus neonatal. El reconocimiento de estas situaciones le permiten tomar las medidas preventivas y terapéuticas necesarias, logrando en la mayoría de los casos el éxito buscado.

¿Cuáles son los anticuerpos de riesgo para el embarazo?

Los ant icuerpos que se deben tener en cuenta por su potencial efecto perjudicial sobre la gestacion son: los antifosfolípidos (inhibidor o anticoagulante lúpico y anticardiolipinas) y anti-Ro y anti-La.

No obstante, la mayoría de las pacientes que tiene alguno de estos anticuerpos podrá llevar adelante su embarazo con un control v tratamiento adecuados.

¿Cómo puede ser seguido el embarazo?

El embarazo debe ser seguido por un equipo conformado esencialmente por el o los médicos que tratan el LES (reumatólogos, dermatólogos, clínicos) y los especialistas en medicina materno -fetal y neonatología (equipo perinatal) Se debe contar., además, la disponibilidad de los especialistas que requiera cada caso (nefrólogo, neurólogo, etc.;)

lndudablemente, se trata de un embarazo que requiere un seguimiento cuidadoso con el objetivo de prevenir y de instaurar el tratamiento precoz de las potenciales complicaciones maternofetales que a veces se asocian al embarazo en la paciente lúpica.

Las pautas esenciales para un seguimiento adecuado se basan en estrictos controles prenatales periódicos clínicos y obstétricos. controles de laboratorio, evaluación ecográfica fetal del crecimiento y desarrollo, pruebas de evaluación de la salud fetal, atención del parto y el recién nacido en centros adecuados, estricto seguimiento del puerperio.

¿Qué medicamentos se pueden usar durante el embarazo?

Ya sea porque Io reciba en forma crónica o surge la indicación durante la gestación, la paciente con LES requiere muchas veces ser medicada con algunas de las drogas para el control de una manifestación de actividad lúpica.

Afortunadamente, los principales medicamentos que suelen ser requeridos en estas situaciones pueden utilizarse durante el embarazo sin mayores complicaciones. Con un adecuado control, se puede usar: paracetamol (el analgésico y antirreumático de elección durante el embarazo), aspirina, indometacina, corticoides y azatioprina. Es importante reafirmar que estas últimas dos drogas, corticoides y azatioprina han sido utilizadas ampliamente y no se han observado efectos teratogénicos, es decir que no producen malformaciones fetales. Por otra parte se recomienda no usar cloroquina.

 

¿El hijo de la madre con LES desarrollará LES?

Es muy poco probable. El 97 % de los hijos de madres lúpicas no desarrollarán LES. Por otra parte. aunque no se trata de un verdadero LES. existe un cuadro que puede desarrollar el recién nacido, denominado lupus neonatal. Se trata de una situación poco frecuente (5 % o menos de los recién nacidos), habitualmente tratable v transitoria, y que sólo en algunas ocasiones puede ser grave.

¿La paciente con LES puede dar de mamar?

La posibilidad de llevar adelante la lactancia debe ser evaluada en cada caso, especialmente en función de la actividad lúpica y de la medicación que recibe la madre.

Conclusión

Las mujeres con LES pueden encarar con una gran probabilidad de éxito su maternidad, especialmente cuando se realiza una correcta evaluación y asesoramiento preconcepcional, se planifica la gestación para el momento más oportuno y se efectúa un adecuado seguimiento durante el embarazo y puerperio.

Dr. Lucas Otaño Médico especialista en Ginecología,
Obstetricia y Genética Médica del CEMIC